0 productos0,00 €
De conformidad con el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y (Reglamento General de Protección de Datos) ofrecemos la posibilidad de aceptar o no el uso de cookies mientras navega por nuestro sitio web. Puede obtener más información en nuestra web
Ksix blog Accesorios y gadgets para smartphones
5 trucos simples para tu cámara 360 grados que aún no has probado
Publicado en Ksix mobile tech el 29 Agosto 2018

Las cámaras 360 grados son ideales para lograr imágenes inmersivas de esos buenos momentos que no quieres olvidar. Con ellas puedes grabar festivales de música, eventos sociales, viajes y actividades deportivas, para revivir estas experiencias y compartirlas con quien quieras, cuantas veces quieras.

Estas cámaras permiten hacer fotos y vídeos 360 grados, capturando todo lo que las rodea. De esta manera, el contenido que logran es mucho más realista y envolvente que el de la cámara de toda la vida. Además, muchas de ellas permiten generar contenido en realidad virtual (VR).

Las cámaras 360 grados incorporan dos o más lentes ubicados en posiciones distintas, que permiten el registro de imágenes en un ángulo más amplio que el de las cámaras tradicionales. Luego de grabar las imágenes, éstas se superponen y se editan con programas específicos para crear el vídeo final.

Aquí encontrarás 5 trucos muy simples para poner en práctica con tu cámara 360 grados y aprovecharla al máximo.

  1. Coloca la cámara en el centro de la acción

Las cámaras 360 graban en todas las direcciones, por lo que se deben tener en cuenta todos los ángulos. A diferencia de las cámaras tradicionales, que se colocan frente a la acción, las cámaras 360 deben colocarse en una ubicación que haga posible el registro de imágenes por delante, por detrás, por encima y por debajo. Es decir, en el centro de la acción.

Además, es importante evitar la presencia de objetos que puedan obstaculizar la esfera de vídeo.

  1. Desplaza la cámara lo menos posible

El vídeo que grabemos con una cámara 360 grados capturará todo a nuestro alrededor, por lo que no es necesario que gires o te desplaces a los lados para enfocar algo que se encuentre en tu entorno. La cámara ya estará grabando todo lo que se encuentre a tu izquierda, derecha, arriba y abajo.

Sin embargo, puedes obtener resultados muy interesantes si desplazas la cámara hacia arriba y hacia abajo, ya que de esta manera tendrás un punto de vista complementario de lo que sucede en el lugar en el que te encuentras. Puedes moverla hacia arriba y probar utilizar una perspectiva donde la cámara quede justo sobre tu cabeza, evitando salir en la toma.

  1. Ten en cuenta la iluminación

Como la cámara grabará todo (realmente todo) lo que se encuentre a su alrededor, no es conveniente aplicar las normas de iluminación que se utilizan para grabar vídeos tradicionales.

Si utilizarás un equipo de iluminación, evita colocarlo en un sitio visible. Si utilizarás los puntos de luz que ya se encuentren en el entorno, ten en cuenta que, de ser muy potentes, lo ideal es evitar la exposición directa a la cámara.

  1. Recuerda hacer fotos 360 grados

Aunque estas cámaras se utilizan principalmente para grabar vídeo 360 grados, utilizando el software de edición más indicado también puedes hacer fotos 360 grados con efectos muy divertidos, y podrás moverte a lo ancho y a lo alto de la foto teniendo una visión completa de la escena.

Además, si haces fotos 360 grados de los lugares que has grabado, podrás utilizarlas como ayuda en determinados momentos del vídeo. Serán un buen recurso para añadir como pase de diapositivas o para superponer al vídeo y lograr un efecto aún más llamativo.

  1. Cuida la edición

Los vídeos y fotos 360 grados ya son visualmente atractivos de por sí, pero con un poco de edición es posible retocarlos y conseguir resultados aún mejores. En muchos casos, las cámaras 360 cuentan con una aplicación propia que permite cortar el vídeo, y añadir audio y elementos gráficos. Estas aplicaciones son muy fáciles de utilizar por cualquier usuario, aun cuando no seas profesional.

También es posible ir un paso más allá y hacer una edición más compleja. Utilizando programas como Adobe Premiere Pro CC, Final Cut Pro X o Vegas Pro podrás aplicar transiciones de vídeo, retocar el color, corregir el audio y mucho más. En este sentido, la edición de vídeo 360 funciona igual que la edición de vídeos tradicionales.

Pon a prueba estos consejos y experimenta todo lo que puedes hacer con tu cámara 360 grados.